Saltar-se la navegació

Harta. Esa es la palabra. Como catalana estoy harta de que se dediquen a intoxicar, a mentir y a tergiversar nuestra realidad con el objetivo de obtener un puñado de votos.

Soy catalana. He estudiado toda mi vida en catalán -tuve la suerte de pillar “la norma” (para quien no lo recuerde, el primer intento de normalización lingüística del catalán después de años de prohibición), cosa que muchos de mis coetáneos no pudieron hacer, y por lo que hoy tengo el privilegio de poder leer, escribir y hablar, en igualdad de condiciones, tanto en castellano como en catalán.

Y si me voy a otras generaciones y me fijo en la de mis hijas, cuya escolaridad ha sido en catalán desde el primer día -la inmersión que Uds. critican- veo que ellas tienen -han tenido- la misma suerte que yo. Hablan, escriben, leen en catalán igual que en castellano, además de inglés. Por cierto que, por si no lo saben, cuantas más lenguas haya de base, más fácil resulta el aprendizaje de terceros y cuartos idiomas, según los especialistas.

No, Sres. del PP.  En Catalunya no tenemos los problemas que ustedes quieren hacer creer a la mayoría de la población española y que, por desgracia, y con la ayuda de algunos medios aliados, consiguen en algunos casos que crean. No los tenemos. Claro que hay voces divergentes. Sí que hay quien prefiere una escolarización en castellano. Pero es una gran minoría frente a un gran consenso. El problema es que Uds., por captar votos y por su interés en crear catalofobia, se dedican a intoxicar allí donde hay convivencia, demostrando con ello una gran irresponsabilidad e intentando hacer creer a la población española lo que no es.

Soy catalana. El catalán es uno de nuestros signos de identificación cultural, pese a quien pese, guste o no. Y si me voy a vivir a Galicia, aprenderé  gallego, cosa que haré con mucho gusto para entender y querer mejor a la tierra que me acoge, su historia, costumbres y cultura,  y para no sentirme desplazada, lo que no me gustaría. No hay refrán con más sentido común que el “Donde fueres haz lo que vieres”.

Curiosamente no conozco a ningún catalán que no sepa castellano. A la inversa, puedo nombrar a unos cuantos.

¿Qué tal si nos dejan en paz y se van a hacer sus Castillas sin ponernos de cabeza de turco?  Ya está bien!

3 Comments

  1. Genial, Mònica! que n’aprenguin!

  2. Monica : Clarito , clarito ¡¡¡¡ m, agradat molt. Petonets

  3. Añadir una experiencia personal para confirmar lo que dice Mónica de manera empírica.
    Viví y trabaje en una gran empresa en Suiza. Los trabajadores Españoles no se habían integrado y los habían concentrado en una sección.
    Cuando entrabas en esa sección estaba puesta la radio con el programa “De España para los Españoles”…. uff como pasan los años!
    Cuando un directivo tenía que decirle algo a un operario, la única manera era a través de el encargado que ejercia de traductor.
    Los Catalanes sin embargo se habían integrado perfectamente y estaban en distintas secciones y con distintas responsabilidades.
    La experiencia me demostró que los que son bilingües, se sienten más capaces de aprender un nuevo idioma, puesto que tienen ya la prueba, de que han aprendido otros distintos al materno. Los monolingües tienen tendencia a bloquearse y pensar que no serán capaces de aprender otro idioma, lo que limita su capacidad de integración.
    En el caso de la relación Español/Catalán, esa autosugestión de los castellano parlantes de que serán incapaces de hablar otra lengua, lo transforman en un intento agresivo de imperialismo linguistico.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: