Skip navigation

Monthly Archives: Juny 2009

El tiempo aprieta, pero… hay que saber priorizar….

No se puede empezar un blog y dejarlo con un solo post…  Mi intención no era ésta. Pero el tiempo aprieta…

Es verdad que la muerte de Vicente Ferrer me empujó…  En cierta forma,  por lo que significó para mí…  Hacía tiempo que tenía pensado un viaje a Anantapur pero no llegué a tiempo… Mil cosas, mil excusas… De eso se trata. De priorizar. Ahora siento mucho no haberle conocido cuando tuve la oportunidad de hacerlo.

La semana que viene, concretamente el día 8, hará dos años del día más triste de mi vida.  La muerte una persona  muy muy querida para mí: mi hermano.  Justo el día antes tuve una larga charla por teléfono con él y quedamos para “pasado mañana”.  Hacía casi un mes que no le veía…  No llegó ese día. De eso se trata…

Priorizar. Dar importancia a lo que realmente la tiene. Luchar por lo que de verdad nos importa.  No dejarnos llevar por las “urgencias” y por los “día a día” y menos aún por la vagancia o la falta de voluntad…  Se trata de dar importancia a lo que realmente la tiene.  Sin más.  Ya sé que es fácil decirlo… no tanto llevarlo a cabo.

Y no sólo me refiero a la familia, a los amigos, …. a los que considero parte fundamental en mi vida.  También a nuestra profesión (sea cual fuere).   ¿Cuántas veces nos dejamos “empujar” por problemas, presiones, situaciones que nos hacen perder, en cierta forma, nuestra  propia manera de trabajar?  ¿Realmente decidimos, creemos y sentimos lo que hacemos? Honestamente creo que en muchos casos no es así…  Creo que muchas veces no somos capaces de “comunicar correctamente”  y no somos consecuentes con nuestra propia responsabilidad cuando el tiempo aprieta. De otra forma, probablemente  todo saldría mejor.

Esta reflexión me la hice hace dos años y me la repito día a día…  Y espero no olvidarla nunca. De ahí mi post de hoy  (entre trabajo, llamadas y familia :))

“Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado” Nietzsche

Anuncis

Vicente Ferrer, un gran home.Vaig tenir l’oportunitat de treballar  per a la Fundación Vicente Ferrer, el que va fer que pogués conèixer en profunditat un dels projectes de col·laboració  internacionals més importants del món.

La FVF treballa per a millorar les condicions de les comunitats més pobres del planeta: els dàlits (o intocables), els grups tribals i les anomenades “backward castes”.  L’objectiu de la Fundació és erradicar la pobresa a l´Índia a través d’un model d’actuació  propi, integrador, autogestionat i sostenible.

La figura de Vicente Ferrer ha marcat la personalitat d’una organització que ha desenvolupat un model propi i únic. La seva dona  Anne Ferrer i seu fill Moncho Ferrer seran els qui continuïn amb la seva gran tasca.

“Para mí, mi esposo no se ha marchado, sino que vive en cada rincón de Anantapur y en cada parte del trabajo en nuestras aldeas. Para todos nosotros en India y en España, él sigue viviendo a través de sus sencillas palabras y mensajes, que tienen significado para todas las personas, sea cual sea su credo o condición”. Anne Ferrer